Muchisimas gracias por todo otra vez Laia. Nunca olvidaremos el día de nuestra boda, fue todo perfecto, jamás lo hubieramos imaginado tan bonito.

Muchisimas gracias por todo otra vez Laia. Nunca olvidaremos el día de nuestra boda, fue todo perfecto, jamás lo hubieramos imaginado tan bonito. Fue inmejorable…Y sobre todo el momento en el que entramos para cenar, se nos puso la piel de gallina al recorrer todo el jardín lleno de velas y al ver las mesas con todas las flores, todo nos encantaba y hasta el más mínimo detalle y rincón estaba íncreible. No se que hubiesemos hecho sin ti, ya sabes que soy un desastre para estas cosas y realmente hiciste todo y acertaste en todo. Vuelvo a decirte que no podría haber salido mejor y que ha sido un placer y esperamos que puedas volver a trabajar con nosotros en más ocasiones. Un beso enorme